Descubriendo tu Lugar en el Matrimonio (Parte 2/9)

“Descubriendo tu Lugar en el Matrimonio”
ESTUDIO DOS: El Diseño de Dios

En el primer estudio hablamos sobre seis razones por las que fracasan los
matrimonios, como los diferentes trasfondos, la ilusión del amor, la mentira
del 50 -50% … pero también aprendimos un poco acerca de nosotros y de
nuestro corazón egoísta. Hoy aprenderemos cuál es el diseño de Dios para
el matrimonio.

Despues de ver el video no olvides hacer tu tarea, suscribirte a nuestro canal y compartir tus comentarios.

TAREA:
Conforme nos adentramos a descubrir cuál es el diseño de Dios para el
matrimonio vas a aprender muchas cosas. Hacer la tarea es muy importante
porque hará que tu relación con Dios crezca y tu matrimonio sea más
estable.
En los próximos días separa tiempo, de preferencia 3 ó 4 días a la semana,
para hacer la siguiente tarea:
Pídele al Espíritu Santo que te guíe y que te ayude a:
– Estudiar las Escrituras más y con mayor profundidad.
– Tener convicción de pecado.
– Poder identificar con claridad las áreas en las que tienes que trabajar.
– Poder ser de apoyo para tu pareja ayudándola a alcanzar el propósito que
Dios tiene para su vida.
– Pídele perdón a Dios y a tu pareja por el pecado, o fallas que has cometido
a lo largo de la semana.
– Ora con tu pareja y agradezcan juntos a Dios por su matrimonio y por todo
lo que les ha dado.

Lee Efesios 5:22-25 y 1 Corintios 11:3 a la luz de este pasaje contesta
(lleva un diario o libreta): (H=hombre, M=mujer).

H: 1 Corintios 11:3 dice que la cabeza del marido es Cristo, esto quiere
decir que el marido no es independiente, sino que está sujeto a lo que Dios
manda. La mejor manera de saber cuál es Su voluntad es conociendo la
Biblia.

– Haz o busca un plan de lectura diaria para que puedas conocer más a
Dios y guiar a tu familia como Él manda.
M: La mejor manera de ayudar a tu marido a guiar a su familia en los
caminos del Señor es que tu misma conozcas la voluntad de Dios.

– Busca o haz un plan de lectura diaria para conocer más de Él y para
que puedas ayudar a tu esposo a ser un buen líder de su hogar.
H: ¿De qué manera sacrificial sirves a tu esposa? (nombra dos ejemplos).
Esta semana proponte servirla intencionalmente de tres maneras distintas
que sabes que a ella le gustaría (Pregúntale cómo le gustaría, no des por
hecho que ya lo sabes).
M: ¿De que manera respetas a tu esposo? (nombra dos ejemplos). Esta
semana respetarlo intencionalmente de tres maneras distintas (Pregúntale
cómo le gustraía, no des por hecho que ya lo sabes).
Descubriendo tu lugar en el Matrimonio 13

H y M: Recuerden que los defectos y pecados de nuestra pareja son las
áreas de oportunidad que Dios nos da para ayudarle a cambiar y ser más
como Cristo. Hay otras áreas que solo son diferentes a las nuestras y no
necesariamente deben ser cambiadas, sino que debemos aprender a
tolerarlas y a respetarlas porque son complemento.

– Piensa en un defecto o diferencia de tu pareja y recuerda cómo has
respondido (¿lo has juzgado, criticado, ofendido o lo has lastimado?).

– Pídele perdón a Dios y a tu pareja por no haberla respetado o ayudado
a cambiar en esta área.

– Si es un pecado o falla de carácter de tu pareja, crea una estategia
para ayudarla a conquistarlo (quizás quieras preguntarle cómo piensa
que le puedes ayudar). Escribe tu estrategia a seguir, sé intencional.

– Si es solo una diferencia de carácter aprende a respetarla, no intentes
cambiarla forzosamente.


Escrito por Dr. Jorge A. Salazar / Aimeé Pérez
©2019 Jorge Antonio Salazar Peredo
Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida, almacenada o transmitida de ninguna
manera y por ningún medio ya sea electrónico, mecánico, fotocopia, o cualquier otro tipo sin la
autorización previa del Dr. Jorge A. Salazar
Las Escrituras marcadas NVI están tomadas de la SANTA BIBLIA, NUEVA VERSION INTERNACIONAL.
© 1999 por la Sociedad Bíblica Internacional
Las Escrituras marcadas RVR están tomadas de la SANTA BIBLIA, Sociedades Bíblicas Unidas.
Texto © Sociedades Bíblicas Unidas 1960


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *