Descubriendo tu Lugar en el Matrimonio (Parte 9/9)

“Descubriendo tu Lugar en el Matrimonio”
ESTUDIO NUEVE: Unidos en Intimidad

Hemos llegado al final de nuestro curso “Descubriendo tu Lugar en el
Matrimonio” y esperamos que a lo largo de estas 10 semanas hayas visto
con claridad el plan de Dios para ti y para tu matrimonio.
Hoy hablaremos de la intimidad y las relaciones sexuales.

¡Que disfruten su tarea y el hermoso lugar que Dios les dio en su
Matrimonio!

Vamos a terminar con una breve oración:

Señor te damos gracias por habernos hecho de este modo. Con toda la
complejidad y sutileza de nuestras emociones. Gracias por habernos dado
el regalo de la intimidad sexual y la hermosa responsabilidad de ser
esposo y esposa.
Ayúdanos a ser una imagen clara de tu amor entre nosotros, para
nuestros hijos y que podamos experimentar la calidez de tu presencia
todos los días que nos regales en esta tierra.
En el nombre de Jesús, Amen.

TAREA:
Dios diseño el sexo dentro de la pareja como algo bueno, el problema es que lo centramos en nosotros; en nuestras expectativas cumplidas o sin cumplir y tratamos de llenar el hueco de maneras que no solo ofenden a Dios, sino que lastiman nuestra relación y a nosotros mismos. Los próximos días aparta tiempo, de preferencia 3 ó 4 días a la semana, para hacer la siguiente tarea:
En oración pídele al Espíritu Santo que te guíe y que te ayude a meditar en lo siguiente:
– ¿Qué crees que diferencia “hacer el amor” a tener sexo?
– ¿Cuándo fue la última vez que hicieron el amor y no solo tuvieron sexo?
– ¿Existen áreas en tu sexualidad que te frenan para hacer el amor y entregarte completamente a tu conyugue?
– ¿Qué tan abierto pueden hablar de las cosas que les gustan o inquietan en esta área?
– ¿Qué aspectos de hacer el amor te gusta más? Recuerda que “hacer el amor” no solo es el acto sexual, sino que incluye el trato a lo largo del día (ayudar a lavar los trastes, decir palabras de afecto, etc.)
– Haz una lista de cosas que te excitan. Puede ser algo sexual o no directamente, por ejemplo: una palabra, un perfume, una ropa, algo del cuerpo de tu conyugue.
– Haz otra lista con las cosas que no te excitan. Puede ser un comentario, un lugar, la sensación de haber comido mucho.
– Por último, haz un tiempo para compartir y platicar de tus listas con tu conyugue y disfruten el regalo que Dios les dio a cada uno.


2 thoughts on “Descubriendo tu Lugar en el Matrimonio (Parte 9/9)

  1. Hola, es primera vez que me encuebtro con un material que exalte a Dios como creador y nos aterrize en lo que sentimos fiscamente o emcionalmente. Estuve el sabado en el taller (desde Chile) para Deboras. x zoom. Soy Carolyn, y gracias por la web. Que Dios bendiga con buenos esposos a quienes aún tenemos esperanza en el matrimonio , en el Nombre de Jesus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *