¿Existe la Maldición Generacional?

¿Existe la Maldición Generacional?

Algunas personas hablan de la maldición generacional basados en pasajes bíblicos como Éxodo 20:5 en el que Dios dice “yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,”. Al leer esto dan por hecho que por culpa del pecado de un padre Dios castiga a las generaciones subsiguientes y es a lo que llaman maldición generacional. En algunos lugares incluso tienen un proceso muy detallado para romper con la maldición y una serie de pasos que se deben seguir que, honestamente, no encontrarás en ninguna parte de la Biblia.

Lo que sí vas a encontrar en la Biblia es que Dios no castiga a los hijos por los pecados de los padres, como dice Ezequiel 18:20 “El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él.”.

Entonces si cada quien es culpable de sus propios pecados ¿a qué se refiere que Dios visita la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que lo aborrecen? Bueno pues habla precisamente de las consecuencias de aborrecer a Dios. Un padre que no es temeroso de Dios engendrará hijos que no conocerán ni temerán a Dios y estos a su vez tendrán hijos rebeldes delante de Dios. Es una cuestión de patrones entre los que aborrecen a Dios y no de una maldición generacional.

De hecho el versículo siguiente dice: “y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.”. Es el contraste entre quienes aman a Dios y lo obedecen y quienes lo aborrecen.

Ahora bien, si tu naciste en un hogar en el que no se amaba a Dios la manera de romper con esto es muy sencilla, la Biblia dice que lo único que tienes que hacer es arrepentirte y creer en la salvación que Dios ha provisto por medio de Cristo. 2 Corintios 5:17 dice que cuando hacemos esto somos nuevas criaturas y todas las cosas viejas han pasado. 1 Juan 1:9 dice que el Señor es fiel y justo para perdonarnos y limpiarnos de TODA maldad.

Así que no vivamos con miedos infundados por ideas de hombres, sino vivamos confiados en la libertad con que Cristo nos ha hecho libres para la gloria de su nombre.

Dios te bendiga


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *